lunes, 25 de junio de 2012

"Toda sombra tiene algún rayo de luz que la traspasa"






(Scroll down for English version)

Cuando el dolor me inunda,
baten las mariposas
sus alas de papel en mis pestañas.
Son manchas deslumbrantes
que bailan suavemente ante mis ojos
en un prisma confuso
de colores y lágrimas.
Cuando la vida apunta
su dardo tenebroso
contra mi desmemoria fugitiva,
y en lo tierno del alma me golpea,
más bellos se acicalan los jardines
y más huele a azahar.
Todo el universo se conjura
para entonar el himno
del que renace, limpia, la mañana
Y es una lucha estéril
la mía contra el sol.
Pues toda sombra tiene
algún rayo de luz que la traspasa.

Laura Campmany estudió filología hispánica y trabaja como traductora en la Unión Europea de Bruselas. Ha obtenido varios premios por su faceta poética como el Premio Poesía de la Feria del Libro y Premio Hiperión. Ha publicado dos poemarios anteriores a este: Del amor o del agua y Travesía del olvido.

Este poema pertenece a su último poemario El ángel fumador dividido en cinco partes; las primeras dedicadas al amor y las últimas con un tono mucho más triste y profundo como este que habéis leído. Campmany me deslumbra por su naturalidad y luminosidad, con su escritura sin excesos.  

He sentido como mío este poema (también otros del mismo poemario: “en la que la simple hechura de tu mano me basta”), como he dicho arriba Campmany es muy natural  y vives como propio lo que expresa. Cuando las cosas se ponen difíciles, cuando el dolor y la tristeza te inundan y te derrumbas, la belleza siempre está a nuestro alrededor, lo hermoso, para poder soportar con esperanza los momentos de desolación. No hay nada más que añadir; queda sólo hacer silencio, un silencio ante “el ruido que me sigue  siempre” como dicen mis amigos de Maga en su último disco Satie contra Godzilla. Y ahora, por favor..."dejad que las lágrimas me permitan ver las estrellas"






La comida también posee la cualidad de consolarnos porque nos ofrece sabor y belleza. Por eso he elegido esta refrescante receta de melón y sandía al agua de azahar. No sólo es el contraste de colores y sabores, sino también el olor que nos ayuda a observar el mundo con otros ojos, de otra forma, llenos de esperanza. La comida puede ayudarnos a ver de otro modo y a entender que dónde algunos encuentran sólo un final, posiblemente haya en realidad el inicio de una vida nueva.



Gracias a Katie Stearns por la traducción.

20 comentarios:

Clarisss dijo...

Bellísima entrada, no solo una deliciosa receta, no sé que maña tienes para que te queden tan bien las bolitas pero encima las fotos son preciosas, gracias por estos buenos momentos :)

Chef Aprendiz dijo...

Es una entrada maravillosa. De verdad gracias.

Elena dijo...

No dejo de descubrir autores nuevos gracias a este maravilloso blog. Las fotografías son increíbles, son auténticos poemas por sí mismas.

Un besote ;-)

Lucia M.A. dijo...

Me acabas de recordar que todavía no he comido sandía este año! de hoy no pasa. Me ha encantado el post.

Gourmenderies dijo...

Bello poema, deliciosa manera de comer la sandía y el melón.
Pero qué es lo que te hace sentir tan triste?

nacho dijo...

A ver si un día dejas de sacar fotos con tantos "esconchaos",saca una del salón,hija,jajaja.

Anónimo dijo...

A fe mía que estaba bueno el potingue, pero a la misma altura sino más están las fotos, el poema y tus comentarios.
Un beso

Anónimo dijo...

He enviado la pga.a mis amigas y todas han alusinado con las fotos y yo con el arte que hay en la receta.

Carmen Piña Duarte dijo...

Gracias por acercarnos a esa belleza que existe siempre a pesar de todo; y también gracias por tus deliciosos brownies.

Mayte dijo...

Para mi, no me canso de decirtelo, es una delicia, me traes tres de mis pasiones, tus fotografías hechas casi un lienzo...la literatura de la cual soy vil amante, y la cocina, disfruto enormemente mis paseos por tu espacio.

Besos!

Aurélie dijo...

Me gusta mucho esta mezcla!!
Melón, sandía, pistachos y azahar, ¡qué bueno!
Las fotos son perfectas, como siempre...
Besos,
Aurélie

Monica dijo...

Las fotografías son geniales, felicidades por tu trabajo!

antonia dijo...

qué cosa tan buena!! me encanta la idea, y como siempre, las fotos son maravillosas...
ah! te comenté que haría para San Juan tu ensalada con melocotón, gorgonzola y nueces caramelizadas... exitazo total!!

Coses de Llàbiro dijo...

La sandía me encanta y así con melón todavía más.
Besos.

luisa dijo...

tiene una pinta estupenda. Besotes

Linda Susan dijo...

Gracias a todos.

Rathai dijo...

Great photography and lovely foodstyling. The melon salad looks very delicious too.

Linda Susan dijo...

Thank you!

fresaypimienta dijo...

Me parece un postre estupendo y aromático! y que preciosidad de fotografías! un beso

María dijo...

Qué fotos! Me fascinan!

Publicar un comentario en la entrada