domingo, 3 de junio de 2012

Looking for the summer



(Scroll down for English version)


Hace unos días escuché por causalidad una canción que no conocía; al menos, no la recordaba y me pareció totalmente evocadora, porque me hizo sentir totalmente aquello que decía: buscando la llegada del verano, los días largos y el tiempo ocioso.

La canción se llama Looking for the summer  de Chris Rea. Nacido en 1951 en Inglaterra y la mayor parte de su carrera la ha dedicado a la música en diferentes facetas: cantante, guitarrista, compositor y productor. Su estilo alterna el pop, rock y blues incluso a veces soul, jazz, y música tradicional y electrónica. En su larga carrera musical destacan algunos éxitos como Fool, On the beach, Josephine y esta de la que os hablo hoy, Looking for the summer.
 

La pieza nos transporta a la lasitud, a la serenidad del verano. Los días son largos y nuestros gestos lentos y pausados,  como si la vida se estuviera grabando a cámara lenta. A fuego lento (como decía mi amigo Bruno el otro día en Me gusta esta música) las cosas salen mejor así sucede en  esta canción veraniega de ritmo pausado.


La leche merengada no se hace a fuego lento, aunque también necesita su tiempo: mezclar los ingredientes, congelarla, esperar y removerla. Merece la pena que nos acompañe en la languidez y el abatimiento estival. El limón, la canela y la leche fría nos ayudan a “recuperar” el futuro, lo que está por venir: un verano largo y acompasado. Dejemos que el tiempo se detenga, disfrutemos de la promesa del verano, sin prisa porque a veces  es más divertido imaginar la llegada de este tiempo que vivir los momentos álgidos del verano.

Como escuchamos en la canción se está produciendo un cambio, poco a poco y rítmicamente estamos mirando el verano, estamos buscando su belleza y tranquilidad, vamos dejando atrás los días de primavera y todavía hoy tenemos ganas de volar, como dice la canción, ganas de volar para escapar buscando el verano. Ya que también tenemos la convicción, como decía Scott Fitzgerald en El gran Gatsby, de que la vida comienza de nuevo con el verano. ¿Brindamos por ello?

La canción también puede aplicarse a una de las condiciones del ser humano, la insatisfacción. En el presente vemos el futuro, pues nos encaminamos continuamente hacia él. Siempre deseamos algo, un deseo que nunca podemos terminar de saciar, porque cuando lo cumplimos, ese mismo deseo nos impulsa hacia nuevas realidades, por eso, en primavera buscamos el verano y con el verano, la leche merengada.

Una bebida que golpea nuestro paladar con toques dulces, cítricos y especiados, que bebemos con avidez  frente a la lentitud de esas largas tardes estivales, trayéndonos la felicidad que siempre promete el verano , ¿no lo buscamos precisamente por eso?


10 comentarios:

Chef Aprendiz dijo...

¡¡Me encanta la leche merengada!! Asi con su canela por encima y bien fresquita. Es algo típico del verano, pero que se puede beber todo el año. Es deliciosa.

zer0gluten dijo...

De las cosas que mas me gustan del verano es la leche merengada y la horchata.
Un placer venir y encontrar como siempre cosas ricas para el cuerpo y para el alma.

Caty dijo...

Muchas he tomado leche merengada y desconocía la receta, y ahora he caído en ello, jajaja, genial guapa, hoy no me acostaré sin saber una cosa más. Un besito

mc dijo...

Me encanta disftutar de la luz que nos trae el verano!! Y esta bebida me recuerda a un compañero del cole y de la facultad, le encanta!

Un beso

Ivana dijo...

casa vez que entro en tu blog suspiro! transmite algo especial, yo soy más de horchata, pero vamos que me tomaba un vasito contigo encantada!
besazos

Olivia dijo...

Me ha encantado leer la receta de la leche merengada acompañada de looking for the summer!

Coses de Llàbiro dijo...

La leche merengada la descubrí con nueve años, han pasado un montón y me sigue encantando. Para mí también es sinónimo de verano!
Besos.

fresaypimienta dijo...

pero que fotografías, madre mia, son realmente preciosas, con mucha personalidad, me encantan! la leche merengada es un clásico que no puede faltar en nuestros veranos, un recuerdo a la infáncia que no se olvida! un besito

antonia dijo...

hola Linda, como siempre, una entrada especialísima, con estas fotos, con tus palabras, me encanta y sobre todo... la leche merengada!!

Maria Jose Adan dijo...

Te han quedado una fotos preciosas ese desenfoque selectivo es una pasada...le has sacado un gran partido a esas pajitas, yo estoy buscando de papel, pero en un sitio que no me saquen los ojos..jja. La Leche merengada estupenda para esta época. bss Acaramelada

Publicar un comentario