sábado, 25 de junio de 2016

Todo es amarillo












Es amarillo afuera
ay dios
es amarillo
como un pájaro seco
hiriente y desplumado
como qué
doloroso.
Tiene miedo la tarde
tiene horror la mañana
el día que lastima
o se afila los dientes.
La noche hace una casa
negra pura y de todos.
La noche hace una casa
pero el terror golpea
y la llena de ojos.
Es amarillo afuera
ay dios 
es amarillo
como un pájaro muerto
como una aguja de oro
de hielo 
como un grito.
Es amarillo afuera
y adentro es amarillo.






El miedo es amarillo y negro, es una luz que te deslumbra y te hacer salir corriendo. El miedo es calor, sofoco, fiebre, decir que no. El miedo es revivir y volver a vivir un recuerdo, un estruendo, un grito, un ruido ensordecedor, una furia.





Vuelve el amarillo, como aquí, nunca se irá su fuerza. Hoy todo es amarillo. 



 
      






1 comentario:

Anónimo dijo...

El miedo no es bueno cuando nos paraliza. Yo más bien creo que debemos ser valientes: tener el coraje de seguir adelante. Sobre todo si hay una tarta con esa pinta.

Publicar un comentario en la entrada