domingo, 20 de octubre de 2013

El futuro de nuestro pasado




El hijo de la novia es simpático, agradable, optimista, trabajador y ambicioso; un pelín egocéntrico, muy decidido, a ratos agobiado, está lleno de sensibilidad y sabe tratar a la gente con cuidado y delicadeza.  El hijo de la novia se llama Rafael Belvedere, está divorciado con una hija, tiene una pareja y un restaurante que va trompicones, un padre encantador y una madre a la que no va a ver.

El hijo de la novia tiene miedo de ver a su madre mal, de perderla, porque la necesita: “Yo te cuido. Yo te quiero. No te preocupes” le dice en la residencia. Y en medio de todos sus problemas, de todas sus circunstancias, hay un acontecimiento que le cambia la vida y le hacer ver las cosas desde otra perspectiva.


“La verdad también es que cuando vos sabés que nada de lo que te pase va a ser peor de lo que te pasó... te da como un cierto poder, yo ya no me preocupo más por nada, ni por la casa grande, el auto, las cuentas, no me caliento más por nada.”


Rafael es el héroe que lo arregla todo, pero de repente debe parar y reflexionar: sabe que las cosas han cambiado, que todos modificamos el rumbo; pero al final, siempre miramos atrás para asegurarnos de lo que tenemos (el pasado, presente) y de lo que ha hecho que lleguemos al lugar en que nos encontramos.  ¿Qué iba buscando? Lo mismo que todos: un trabajo, un amor, una familia, una ilusión, estar rodeado de la gente a la que quieres, aprender, siempre aprender y seguir aprendiendo.


La película dirigida por José Mª Campanella es un continuo equilibrio entre la tragedia y la comedia, la vida misma. Se estrenó en el año 2001 y cuenta con unos actores maravillosos: Norma Aleandro, Héctor Alterio y Ricardo Darín; ellos interpretan  los principales papeles de la historia. La primera protagonista es "la novia", una anciana aquejada de Alzheimer, alojada en una residencia y cuyo principal sueño es casarse por la Iglesia. El futuro de su pasado:  eso es lo que está viviendo Norma y eso es lo que podemos vivir todos al probar este tiramisú de chocolate blanco porque "para cada hombre guarda/un rayo nuevo de luz el sol..."


Se trata de inventar nuestras vidas, tener atrevimiento a hacer cosas nuevas no sólo con nuestras vidas, sino también en la cocina como inventar un nuevo tiramisú con chocolate blanco, como Norma hace casándose con su ya marido y como Rafael intenta con su nuevo restaurante. Coraje para empezar, capacidad de arriesgarse, porque la vida-y la cocina- siempre nos puede sorprender. Estamos a tiempo de inventar nuestras vidas siempre.



8 comentarios:

Mayte dijo...

Un sueño de belleza y dulzura. Shhh....no me despiertes!

Beso.

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho el post. Las fotos el tiramisú me dicen que está riquísimo. Y lo que dices al final me anima: siempre estamos a tiempo.
Nieves

AllColorsAreBeautiful dijo...

La vi hace tiempo, sí... y no es que no me gustara, era entretenida y agradable, pero esa filosofía que los argentinos tienen que sacar a la luz aunque sea con calzador y hacerla bien patente en cada cosa que hacen, me pone muy nerviosa... No aguanto la monserga argentina, la verdad...

El Tiramisú, tiene pinataza.... y eso que yo no soy de chocolate blanco.....

antonia dijo...

Espectacular la receta! Y la película voy a volver a verla, tengo la "suerte" :( de que se me olvidan casi todas las películas q veo o libros que leo, así que puedo disfrutarlos más de una vez!
Aún tengo pendiente la receta de chocolatina ya galletas, estoy deseando probarla!

Anónimo dijo...

A veces es necesario pararse para ver que ocurre en nuestra vida. Sin duda un tiramisú de chocolate blanco es un buen giro de tuercas. Debe estar delicioso.

Virgilio

Aurélie dijo...

Siempre estamos a tiempo, sí, con tiramisú o no, porque mejor tarde que nunca. Sin embargo, mejor temprano que tarde, ya me entiendes... Mejor darnos cuenta de joven, pudiendo disfrutar de lo bueno con salud y energía, que al final, para ser feliz, sólo hace falta ilusión pero para disfrutar de la felicidad, mejor estar en forma... :-)
Ahora, con un trozo de este tiramisú, yo... Disfruto igual! :-D
Un besito, Linda!

Mónica López dijo...

Qué rico este tiramisú!!! Nunca he hecho en casa, ... pero como dices, siempre estamos a tiempo.
Besos

Linda Susan dijo...

Gracias a todos. Besos

Publicar un comentario