sábado, 5 de enero de 2013

La cocina universal




En España es uno de los países en el que el día de la Epifanía tienes características especiales: los niños escriben una carta a los Reyes Magos antes de ese día para recibir los regalos deseados; el seis de enero y la tarde noche anterior se consume el roscón de reyes que tanto estamos viendo por la red en estos días.

En otros lugares, como Francia, no es un día de vacaciones,  pero se celebra la fecha con otros dulces típicos como este que os presento hoy: “la galette des rois”; algo nuevo para muchos, al menos diferente, que celebra la fiesta cristiana en la que Jesús se hace presente en la Tierra, “se da a conocer”.

Entre las muchas obras cuyo tema es la Epifanía, he elegido ésta de Velázquez porque me parece especial: siento absoluta admiración al pensar que fue realizada cuando el pintor tenía diecinueve años. En la obra[aparecen reflejados miembros de su familia y esconde (como siempre en el sorprendente pintor sevillano) un sentido oculto.


Como en otras ocasiones tenemos delante una obra de arte y una receta. Uno podría pensar en como las enlaza, pero tanto la obra como la receta hablan por sí misma, nos dicen algo y se relacionan. La receta, para la mayoría, será tal vez nueva y en relación con la Epifanía me plantea preguntas: ¿qué debemos preparar: aquello que esperan de nosotros o es mejor sorprender? y, de la misma manera ¿qué debemos regalar: aquello que nos han pedido o lo que nos gusta para la persona en concreto?

Un dulce francés en una fiesta ticamente española porque la gastronomía también es universal y lo importante no es eliminar las diferencias, sino disfrutarlas. La cocina también es una forma de abrirse a los demás, me parece que debemos aprender a mirar un poco más allá de lo que tenemos a mano.

La “galette des rois” es un dulce típicamente francés; la pintura de Velázquez está referida también a la Epifanía, pero ¿qué tienes que ver con Franca? Pues resulta que enlaza perfectamente  el país puesto que en la esquina inferior del lienzo aparece un espino que parece ser una alusión a  la reliquia de la corona de espinas que poseía el rey santo de Francia, para lo que hizo construir la maravillosa Sainte Chapelle ya que el cuadro fue encargado para el noviciado jesuita de San Luis de los Franceses, en Sevilla.  Aparecen representados los Reyes Magos, un paje, María con San José a la espalda y el niño. Según algunos estudiosos su yerno y maestro, Francisco Pacheco, estaría representado como Melchor, su mujer sería la Virgen con su hija recién nacida y el propio artista, Gaspar.

De manera tan simple descubrimos un significado a todo esto:  la importancia de aquello que se nos da como dádiva, sin esperarlo, como una fantástica nueva sorpresa que nos ilumina y nos emociona. Lo lógico sería que todos esperásemos un único regalo: disfrutar de la familia y los amigos, de la gente a la que quieres y comenzar un año nuevo lleno de ilusiones.

Y a vosotros os dejo aquí mi pequeño presente: Le gâteau des rois de Greuze.


9 comentarios:

Miriam dijo...

Con 19 años... maremía, quién puede competir con eso?

Teresa dijo...

La galette la tengo pendiente, a ver si hoy me da tiempo, le tengo unas ganas tremendas!!!
Se ve de lujo!!!
Me quedo por aquí!!
Besotess

Másdelomismo dijo...

Pues a estas alturas de las fiestas yo ya lo que quiero es que desaparezca la comida.... pero parece que es imposible y ante lo imposible escojo lo de aquí, y no por chovinismo, es que no me gusta lo "almendrado".... pero adoro el agua de azahar... De cualquier forma, tu galette tiene una pinta imponente.... Besos

Chef Aprendiz dijo...

Me encanta el dulce. Tiene una pinta deliciosa. Las fotos son preciosas y me gusta mucho el paño de estrellas. Tienes muy buen gusto. Felicidades, Linda.

Kako dijo...

No sabía que el roscón se comía esta noche. En muchos lugares se celebra esta fiesta, no solamente en España, yo la conocí hace muy poco, estando en Valencia.
La duda que tengo es si se hacen regalos en navidad y también en reyes??.
Esta gallete la he probado, es maravillosa.
Un beso.

Aurélie dijo...

Otra entrada grandiosa, de 10!
La galette de frangipane es un manjar y tu versión es increíble...
El cuadro, todo un acierto, como siempre! :-)
Besos,
Aurélie

pascu vicens dijo...

Un gran dulce frances, delicioso, hace tiempo que no lo pruebo, este año el roscon me ha tenido muy ocupado , pero tomo nota para las navidades venideras!
Tambien un gran blog, con tu permiso me quedare en un rinconcito sin molestar, para no perderme nada!!!

Un saludo
Pascu Vicens de http://viajealcentrodelacocina.blogspot.com.es/

Mayte dijo...

La delicadeza del arte es una de las bellezas de la cocina, la sencillez de un ingrediente exaltado en sus colores y aromas, como una paleta y un lienzo, aunque soy mas de Goya...he de confesarte, me fascina regalar algo que la persona me ha transmitido a través del tiempo en que hemos compartido, sorprender es la finalidad de un regalo...y si podemos combinarlo con lo que esa persona desea, se vuelve magia, com la que tu regalas en cada receta.

Un abrazo enorme!

Linda Susan dijo...

Gracias a todos.

Publicar un comentario en la entrada