martes, 28 de diciembre de 2010

No son largos los días

  
"Recoged las rosas mientras podáis,
Largos no son los días de Vino y Rosas,
de un nebuloso sueño,
surge nuestro sendero,
y se pierde en otro sueño..."


William Blake Edwards ha muerto el 15 de diciembre pasado a los 88 años de edad después de una larga y fructífera carrera. Edwards es conocido como director de películas inolvidables: Desayuno con diamantes (de la que ya comenté algo aquí), Operación Pacífico (de la que hablaré algún día) y Días de vino y rosas (de la que voy a comentar algo hoy) además de El guateque, La pantera rosa o Victor y Victoria.

 
Edwards comenzó escribiendo, fue guionista de cine, radio y televisión, además de director, productor e incluso actor en la gran pantalla. Esta última faceta le ayudo bastante como director puesto que dejaba a los actores realizar su trabajo con bastante margen.

Tenía una intuición y sabiduría cinematográfica inmensa, algo a lo que contribuyeron buena parte de sus parientes, (padrastro, abuelo político y su segunda esposa; Julie Andrews)  todos ellos ejercían profesiones relacionadas con el séptimo arte. Supo rodearse de los profesionales adecuados: Jack Lemon, Audrey Hepburn, Tony Curtis y el gran Henry Mancini. Como dice  Carlos Boyero: “Este tío todo lo hacía bien”.
 
Ha quedado en el recuerdo como director de comedias aunque fue el director de uno de los mejores dramas de la historia del cine: Días de vino y rosas. La película nos cuenta  la vida de un relaciones públicas Joe Clay (Jack Lemon) que se enamora de una secretaria Kirsten Anudsen (Lee Remick), se casan y tienen un bebe. Joe siempre ha bebido pero comienza a hacerlo con más frecuencia y arrastra con él a su mujer. Por eso, el film no sólo nos habla del alcoholismo, también de las adicciones y como éstas pueden arruinar la vida de cualquier ser humano siempre pegado al borde del abismo.

Los actores protagonistas hacen una interpretación excelente (la cara de enamorado de Jack Lemon en la primera cena con Kirsten es impagable, al igual que el sufrimiento de su rostro en algunas escenas en las que padece el síndrome de abstinencia) ambos recibieron la Concha de Plata a los mejores actores junto con Black Edwards a la mejor dirección y, como no, un Oscar a la mejor canción de la mano de, una vez más, del gran Henry Mancini.

Una historia en la que cualquier persona puede verse retratada porque todos decidimos si tomar o no un camino (podemos llamarlo alcoholismo pero también de otras muchas formas: ludopatía, cleptomanía, anorexia, bulimia, depresión o amor). Aunque es muy difícil meterse en la piel de los demás, por eso, para cada persona el camino que le lleva a donde su corazón le empuja, el camino difícil, es diferente y esta maravillosa película es un buen ejemplo de ello.

16 comentarios:

alimoto dijo...

Como Nicolas Cage en Leaving las Vegas que decía Amaral...

Lolah dijo...

Cuántas películas inolvidables nos ha dejado Blake Edwards! Esta quizás es una de las que menos conozco porque la verdad es que sus grandes comedias casi eclipsan todo lo demás,
Los pastelitos tienen una pinta delicada y deliciosa.
Un besico.

Lola Chez dijo...

Aunque suene carroza sigo pensando que las películas de antes estaban hechas de otra forma, de una forma que te cautivaban emocionalmente. Sin desprestigiar a los efectos especiales y a todas las escenas hechas con ordenador los films que citas tienen mas miga y pienso que perduraran mas en el tiempo. Sin duda el guateque mi preferida y tus pastelillos idem. besos

Elena dijo...

El guateque es una de mis películas preferidas de todos los tiempos. Es cierto que este hombre era uno de los grandes a la hora de dirigir películas. Genial el post, como siempre, aunque tengo que hacer una matización: aunque cada uno decidamos si tomar o no un camino son muchas veces las circunstancias las que mandan, haciendo difícil la elección personal. No obstante la última palabra siempre la tenemos nosotros, afortunadamente.

Que disfrutes mucho de estos días guapísima. Un besote

Judith dijo...

La entrada de hoy es muy nteresante Linda! y los pastelitos más. Besos

Coses de Llàbiro dijo...

Buena reflexión para finalizar el año.
Yo mejor me vuelvo adicta a las recetas...
Besos y feliz 2011!

Anónimo dijo...

Felicidades una vez más por este post y por las fotografías. Feliz año y sigue deleitándonos.

antonia dijo...

No he visto esta película, pero te aseguro que la veré ¡me han dado muchas ganas! también de los pastelitos...
besos

Holly Cocina dijo...

Decisiones que tomar y buenos caminos que elegir en el 2011. Feliz año nuevo y gracias por compartir!

Mónica dijo...

Un post muy reflexivo. Espero que tengas una feliz entrada de año.

Ivana dijo...

bonito post!!!
me lo llevo para leerlo bien en el tren!
besitos y feliz año

nacho dijo...

Yo quiero pan pa finde de año,jajaja.Un saludo.

La cuina vermella dijo...

Amiga, nos haces soñar en cada entrada, nos encanta como lo haces, como lo escribes y como nos lo enseñas. Bravo!

Linda Susan dijo...

Gracias, como siempre, a todos. Besos.

Places to visit in Gurgaon dijo...

It was very useful for me. Keep sharing such ideas in the future as well. This was actually what I was looking for, and I am glad to came here! Thanks for sharing the such information with us.

App Developers Gurgaon dijo...

What you're saying is completely true. I know that everybody must say the same thing, but I just think that you put it in a way that everyone can understand. I'm sure you'll reach so many people with what you've got to say.

Publicar un comentario