sábado, 17 de julio de 2010

Sajetnel (Las lentejas de las antípodas)

Ensalada de lentejas

200g de lentejas
100 de judías verdes
2 cebolletas
Brotes de alfalfa
Yogur griego
Aceite
Una cucharada de comino y cilantro molido
Piel y zumo de limón



Cocemos las lentejas en una cazuela con agua durante 15 minutos o hasta que estén tiernas (también se puede utilizar las previamente cocidas). Escurrimos.

Cocemos las judías (podrían utilizarse tirabeques) y pasamos por agua fría.
Mezclamos las lentejas, las judías y la cebolleta en una ensaladera. Calentamos aceite en un cazo  con una cucharada de comino y cilantro molido hasta que desprendan aroma. 

Añadimos esto a las lentejas, el yogur y la ralladura y zumo de limón. Para presentar cubrimos con brotes de alfalfa y servimos.


Elizabeth Costello
Elizabeth Costello es una novela publicada por el premio Nóbel de literatura Coetzee en el año 2003. John Maxwell Coetzee  es un escritor nacido en  Sudáfrica en 1940 y nacionalizado australiano, país donde reside actualmente. Vivió en Ciudad del Cabo y Worcester durante su infancia donde se licenció en matemáticas e inglés. Ha trabajado como programador informático, y profesor en la Universidad de Nueva York y Ciudad del Cabo. Actualmente  reside en Adelaida (Australia) y ejerce como investigador en la Universidad de esta ciudad.
La obra tiene una estructura bastante original, Costello es una anciana escritora australiana que se dedica a viajar por el mundo dando conferencias fundamentalmente sobre literatura y los derechos de los animales. Cada una de estas ponencias son un capítulo del libro en los cuales podemos descubrir algunas de las ideas por las que esta mujer ha luchado toda su vida, esto es: el vegetarianismo, la sexualidad durante toda la vida, el lenguaje y el mal.

Coetzee es, sin duda, un escritor excelente y también polémico por algunos de los  pensamientos plasmados en libros como este. En la novela de la que hablamos se llega a comparar el daño que se hace a los animales con el holocausto judío, algo que resultará desmesurado para casi todos los que estéis leyendo esto. ¿Cuál es la sutileza de Coetzee? Que estas ideas las pone en boca de Costello, una anciana frágil y desvalida que puede despertar hasta cierta ternura.

Es esta mujer senil quien también alza la voz contra el mal y hace un discurso moral de la literatura. Los escritores, según ella, deben hacer al hombre mejor; por eso ciertas afirmaciones en un supuesto libro de un supuesto escritor a las que se refería Costello provocaron que Mario Vargas Llosa escribiera el artículo ¡Cuidado con Elizabeth Costello!.

Toda esta discusión la provoca Coetzee a través de la mirada de uno de sus personajes y como el mismo afirma en otro de sus libros, Juventud, cuando su novia curiosea en su diario:

“Si tiene que censurarse la expresión de emociones innobles-el resentimiento ante la invasión de su apartamento o la vergüenza ante sus errores como amante-, ¿cómo van a transfigurarse nunca tales emociones y convertirse en poesía? Y si la poesía no ha de ser el medio que lo transfigure de innoble a noble, ¿para qué interesarse por la poesía? Además, ¿Quién dice que los pensamientos que escribe en su diario son sus sentimientos verdaderos? ¿Quién dice que mientras mueve el bolígrafo está siendo en todo momento él mismo de verdad? Puede que en un momento sea el y en otro esté inventando. ¿Cómo puede estar seguro? ¿Por qué tendría que querer estarlo?”

¿Debemos hacer un discurso moral de la literatura?
 













6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy rica ensalada. Y, por cierto, sólo quien se atreve a mirar al mal puede combatirlo. Lindas fotografías.

antonia dijo...

qué original y qué refrescante! como siempre, tus fotos son preciosas, muy delicadas... me encantan tus post, y gracias por la recomendacíón literaria porqeu ando un poco perdida y quiero irme de vacaciones con una buena reserva de libros!
besos

nacho dijo...

Estas lentejas son como las de aquí,que si quieres las comes y si no las dejas...jajaja.Un saludo.

Itzi dijo...

Me encantan tus entradas gafapastiles, dí que sí :p

En serio, espectacular blog, recomendación literaria, y por supuesto, receta.

Tomo nota de todo.

Por mi lado hoy también puse legumbres en el blog y me estoy leyendo "Historias de Roma", de Enric González, un periodista que me vuelve loca, hasta hace poquito columnista de El Pais, y ahora está destinado en Jerusalén.

Besitos.

Linda Susan dijo...

A Anónimo: gracias, no sé si podré combatir el mal.

A Antonia: muchas gracias de verdad. Disfruta de tus vacaciones.

A Nacho: ¿A qué adivino lo que tu harías?

A Itzi: gracias. Me encanta Enric González, supongo que habrás leido las historias de Nueva York y Londres; son geniales.

Un beso a todos

Silvia dijo...

Una receta peculiar, diferente y atrevida. Estoy segura de que me encantaría... Tiene un aspecto envidiable y muy apetecible.

Besos.

Publicar un comentario