viernes, 25 de junio de 2010

Otra vez junio



Mousse de limón

1 lata de leche evaporada
5 cucharadas de azúcar
2 limones
medio vaso de leche

Batimos la leche evaporada con la leche y la raspadura de limón, se le agrega el zumo de los limones y el azúcar. Una vez mezclado lo vertemos en moldes que se llevan primero al congelador y luego al frigorífico.














Junio amarillo limón

Otra vez junio

Las acacias bañan
El paseo junto al mar. Son amarillas las flores
                   (en las ramas
y forman una alfombra de asombro, bajo el
                (pie, las que han caído al suelo.
Las acacias, un año más, tiñen de amarillo mis
                              (paseos.
Melancólico, con la vista en la lejanía, miro el
vaivén de las olas
-como la vida-
incansables.
Muevénse dentro del horizonte.

Volver al mismo sitio. El mismo movimiento.
El recuerdo…el esfuerzo para seguir lo mismo.
La luz del sol hiere la vista.




            José Luís Ruiz Castillo
           
            Ida y vuelta a Nueva York


“pero las lágrimas me dejarán ver las estrellas”

José Luís Ruiz Castillo es un poeta nacido en Montefrío (Granada)  pero pronto se marchó a Málaga para estudiar bachillerato. Más tarde ha vivido en Barcelona, donde ha ejercido de químico.

El libro está escrito según su autor, “bajo la fascinación del mundo”. Rey utiliza un lenguaje sencillo para expresar sus sentimientos, acontecimientos que  marcaron su vida  bajo la influencia de la poesía y los versos que le han acompañado en este recorrido de ida y vuelta.


















11 comentarios:

Lolah dijo...

Un poema precioso. Junio siempre ha sido un mes especial, mi cumpleaños, los primeros días en la playa, los días largos y cálidos...es verdad que es amarillo limón.
Un beso.

nacho dijo...

Últimamente veo poco las estrellas...(como hubiera dicho Tagore).Bueno,ya cambiará, o por lo menos eso espero. Este tipo de poesía,sin compás...no me hace mucha gracia.Un saido.

Lapitusa dijo...

GRACIAS. Un placer siempre.

fresaypimienta dijo...

Nunca he hecho mousse de limón de esta manera así que seguiré tu receta la próxima vez. Las fotografías son preciosas, tanto como tus palabras. Un beso

Anónimo dijo...

El amarillo dice también esperanza. Dice sol y luz, dice quizás verano y los niños hacen en el estío limonada de felicidad. Las fotografías son magníficas.

nacho dijo...

Anónimo,la Esperanza siempre es verde.El amarillo es mal fario,jajja.Un saludo.

Blo dijo...

Me encanta el amarillo de los limones, junto con el lavanda son los colores que más me recuerdan el verano.
Un abrazo, Linda.

martüki dijo...

Qué fresquito todo!!!

antonia dijo...

Sí, Junio es un mes muy especial, a mí me recuerda a la niñez. Preciosas fotos, como siempre todo con tanta sensibilidad
besos

Linda Susan dijo...

¡Qué polémica con el amarillo!, ¿no?. Para mi junio es, desde hace un tiempo, un mes triste y quizá por eso también relaciono el amarillo con el horror, o más bien con el dolor.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, insisto en que me hacen mucha ilusión y, además,me provocan cierto sonrojo. Os lo agradezco enormemente.

Un beso a todos

Anónimo dijo...

Resulta curioso que junio sea un mes doloroso para ti; para mi marca un antes y un después en la vida. Los dolores -horror- son incomparables
Ácido el limón y a veces dulce.¿Quién robó el fruto al limonero?¿Quién arrancó el azahar?
Es posible que tu amarillo sea diferente al mío.Adoro la alegría que ya no tengo.¿No te da pudor el sonrojo, Linda?
Nacho, la esperanza puede ser de distitos colores: la mía quiere ser amarilla, como un rayo de luz

Publicar un comentario