sábado, 30 de enero de 2010

UNA LATA DE SARDINAS

Una lata de sardinas es la base de mi primer post para el nuevo blog, “La letra con salsa entra” donde quiero reunir literatura, cocina y fotografía, aunque también de vez en cuando pasen por aquí algunos de mis “coup de coeur”.



Con una lata de sardinas se pueden hacer muchas recetas y muy ricas, desde una empanada, hasta un paté de sardinas; mi objetivo.





Paté de sardinas

2 latas de sardinas en aceite de oliva

4 o 5 pimientos del piquillo

50 gr. de mantequilla en pomada

1 cucharadita de comino

una pizca de sal, cayena y pimentón

Se comienza escurriendo las latas de sardinas y secando muy bien los pimientos del piquillo con papel absorbente. Se mezcla y tritura todo. Y listo…




¿POR QUÉ UNA LATA DE SARDINAS?

La lata de sardinas es el instrumento que Nikolai Apolónovich recibe para asesinar a su padre Apolón Apolónovich en Petersburgo, la maravillosa novela de Adrei Biely.

Biely vivió de 1880 a 1934, es decir, fue espectador de todos los cambios que se produjeron en Rusia durante ese período; no obstante, su novela recrea los problemas de un burócrata y su hijo revolucionario en una cultura que se estaba desplomando. Con una excelente técnica (se puede entrever la experiencia de Biely también como poeta) recordando a clásicos rusos como Gogol, Dostoivski o Chejov, y pinceladas de humor hacen de Petersburgo una novela completa. Nabokov la citó como una de las tres mejores novelas del siglo XX.

A pesar de lo pobre de mis palabras, merece la pena leerla. No voy a decir nada más, puesto que otros autores como mi admirado Vila Matas, han publicado recensiones impagables. Entrad

4 comentarios:

nacho dijo...

Seré el primero,po mu bien,jajaja.

Valentín J. Ansede Alonso dijo...

Felicidades. Espero que sigas escribiendo. Las fotografías están muy bien, ¿las hiciste tú?

Elena dijo...

Espero que esta nueva andadura te llene de alegrías. Me ha gustado mucho esta entrada. Las fotografías son muy buenas. ¡Y eso que no es más que una lata!

Un beso

Linda Susan dijo...

Gracias a todos. Las fotos son mías pero no son para tanto. De nuevo, gracas.

Publicar un comentario en la entrada