domingo, 16 de marzo de 2014

No es imposible, es la primavera


A veces el paso del tiempo restaura la vida porque nos ofrece una promesa de plenitud. Así vivo la primavera, por eso me ha llamado la atención la obra del artista israelí Ori Gersht que parece hacer resurgir una naturaleza muerta. Las explosiones, que suelen provocar destrucción, aquí crean belleza, destruyen lo que está muerto y le dan una nueva posibilidad, por eso hay que tener esperanza. El invierno que se aleja, ¿no detuvo la vida, no frenó su crecimiento? Sin embargo, el tiempo pasa y en vez de deteriorar lo que hay, parece ahora conducirlo a una nueva plenitud no repetida. Esto es lo que pone delante de nuestros ojos Ori Gersht: no un ciclo, sino el futuro. Lo único real es la esperanza porque sólo ella nos permite ver todas las posibilidades de este mundo.




¿No se recoge así el espíritu de la primavera? Esta hace retornar a la vida aquello para lo que parecía no haber esperanza. ¿Qué nos da la primavera? Una plenitud incesante, un futuro que no tiene final.



Gersht nació en 1967 y el destino de su pueblo parece haberle marcado profundamente, tanto en sus vídeos como en sus fotografías pueden entenderse como una esperanza de restaurar lo que ha sido destruido. Estudió en la Universidad de Westminster y actualmente imparte clases en la Universidad de Rochester, Kent. Imagino que un artista como Gherst intenta extraer algo valioso de la destrucción, esa es la razón de su trabajo, de su investigación como aquí, en Pomergranate, claramente inspirado en el pintor del siglo XVII Sánchez Cotán.



Este volver a nacer tiene también algo de vuelta a la infancia: chucherías, helados y a los ¡Peta Zetas! que realmente explotaban en mi boca.



Una vez más la belleza que nos rodea estalla antes nuestros ojos y en nuestra boca. Bienvenida primavera.


7 comentarios:

El Jefe de los Bandidos dijo...

Feliz primavera bienvenida con la explosión de color y sensibilidad que nos ofreces.

Aurélie dijo...

NO conocía el artista pero me ha gustado mucho!
En cuanto a las chuches, nuca he sido de chuches pero reconozco que probaría una piruleta de éstas para volver a sentir esta explosión en la boca!!
Besotes,
Aurélie

Naroa Calatayu dijo...

Gracias por darme a conocer un artista que no lo tenía en mi haber, me gusta su obra, tu post, interesante, besos

AllColorsAreBeautiful dijo...

Interesante artista. Y los peta zetas, estoy segura que no me gustaban, pero era irremediable disfrutar de la microexplosiones, era magia.

Mónica López dijo...

Preciosa entrada y precioso título!!

Por si te interesa, el Magazine de Primavera ya está publicado!!
http://issuu.com/recetasdemon/docs/recetas_de_mon_magazine_n__8_primav
Besos!!

Catypol dijo...

Oh! si, recuerdo las petas zetas, son deliciosas explosiones que me encantaban, jeje, y creo que hay más sabores hoy en día, a ver si las encuentro, me parece muy divertido.
Feliz primavera, linda!

Ernestina Causse dijo...

Muchas gracias a todos. Besos

Publicar un comentario en la entrada