miércoles, 29 de agosto de 2012

El pan verdadero





El final de las vacaciones me pone triste: se acaban los desayunos relajados leyendo o escribiendo, las mañanas ociosas, las tardes de descanso y las noches interminables; siempre me pasa así: la vuelta es dura. Sin embargo, el final de estas vacaciones ha sido diferente; de hecho, era mi objetivo principal y mi meta en estos días de asueto.



Gracias a mi amiga Rosana, que me puso en contacto con Xabier de la Maza, he podido disfrutar de unos días maravillosos en San Sebastián. Xabier es uno de los tres componentes de La Salsera, un grupo inquieto dedicado entre otras muchas cosas a difundir el amor y la magia del pan verdadero. Lo que me encanta de ellos es que ponen tanto entusiasmo en las cosas que creen, que consiguen comunicar esa sensación a todos los demás.  Sí, es mucha la energía que han invertido puesto que han sido capaces de traer a Dan Lepard tres meses a San Sebastián para hacer pan en The Loaf in a Box, una panadería pop-up, como ellos la llaman, porque es temporal. Dan es el reconocido autor del libro Hecho a mano y escribe una columna semanal en The Guardian. Al frente de la panadería también se encuentra Ibán Yarza (traductor del libro de Lepard y creador del El foro del pan, (también entre otras cosas) y durante todo este tiempo ha habido y hay cursos relativos al pan, la masa madre etc. con Dan con Ibán Yarza  y con panaderos y profesionales del pan de toda España. Además, hay unos chicos prometedores con un futuro “panarra” alucinante como Carmen, Antonio, David, Carlos, Egotiz…


Pues gracias al detalle de Rosana y al detalle de Xabier he estado tres días trabajando de voluntaria en esta “caja” en la que se hace un pan maravilloso y un trabajo encomiable; con ellos he aprendido, me he reído, he disfrutado y he compartido uno días intensos y, por supuesto, inolvidables. Desde hacer masa madre, amasar, formar panes, greñarlos, introducirlos y sacarlos con la pala (y casi muero en el intento por su peso); trabajo  duro el de estos chicos que hacen una variedad de piezas increíbles: extreme y clásico todos los días, y los especiales: focaccias, pan de nueces, de tomate y semilla de amapolas, de olivas, bizcochos, tartaletas… Todo vendido al instante, con colas en la puerta. Desde luego, The Loaf es un lugar de encuentro: profesionales de diferentes origen, aficionados que vienen a conocer a Lepard e interesarse por The Loaf, curiosos que descubren que se  puede hacer buen pan a buen precio. Sí, se puede. Aquí les dejo mi agradecimiento sincero.

La “rentrée”, el final de las vacaciones, pero esta vez no tan triste como otras veces porque me han transmitido que poniendo empeño y coraje en aquello que sueñas, en lo que persigues puede hacerse realidad. ¡A luchar! 

18 comentarios:

deliciosidades dijo...

Qué envidia esa experiencia espectacular con la gente de "The loaf". Espero que veamos aquí panes con todo lo que has aprendido dentro de poco.

Saludos.

Chef Aprendiz dijo...

¡¡Geniales las fotografías!! El pan tiene que estar buenísimo. Maravillosa manera de terminar las vacaciones. Felicidades.

miren dijo...

Buen colofón a las vacaciones, una suerte, he leído en prensa sobre esta panadería temporal, a ver si no cae en saco roto y empezamos a exigir panes decentes.
Saludos.

Mayte dijo...

Siempre luchando por los sueños, para que día a día vengan a nosotros y "leven" maravillosamente...me encanta este artículo!

Mil besos y bienvenida!

Lapitusa dijo...

Me encanta!.
Seguro que has dejado huella, que suerte han tenido de tenerte por allí.
Deseando de compartir tiempo contigo.

Miss Migas dijo...

Qué envidia, tengo que conseguir escaparme antes de finales de septiembre. Un artículo estupendo, qué bueno lo debiste de pasar!
Besotes

diminuta dijo...

Cuánto me alegro por ti y qué fotos más buenas. Me quedé con ganas de veros en Donosti pero justo entonces no estaba con ánimo, afortunadamente pude probar esa maravilla de pan :D Fíjate que justo la otra noche soñé con que montabas una panadería-pastelería (y me dejabas ayudarte con el diseño ;) ¿sería premonitorio? Un besazo

Delikat Essences dijo...

Qué maravilla amiga, ahora ya sabes, tienes que traspasar todos esos conocimientos a tus amigos, yo me apunto ya a la lista. Me encantan las fotos y todo lo que trasmites, también mucha pasión por este sencillo y ancestral alimento.

Caty dijo...

Que envidia chica!! una experiencia tan bonita da gusto, pero bueno después de haberme puesto los dientes largos te diré que después de probar diferentes masas madres, la de Dan Lepard es la que mejor me ha ido, fantástica!!
Un besito

Maria dijo...

Precioso artículo, gracias por regalarnos este ratito de felicidad.

Másdelomismo dijo...

Jo, qué maravilla.... es tan bonito el tema del pan, o de cualquier producto "verdadero"... me encanta...

Gracias por compartir tu experiencia...

Gourmenderies dijo...

Vaya! Otra afortunada!
Imagino una gran experiencia, a manos de unos grandes maestros!

Unknown dijo...

Que buena tarde pasamos en SS, lástima del día nublado... las Focaccias todo un exito!!! las devoraron en cero coma. El post y las fotos como siempre deliciosas.

Linda Susan dijo...

Mil gracias a todos. Besos

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho el articulo sobre el pan. Me gustaría saber la dirección de la panaderia en Sansebastian para cuando vya visitarla. ¡Chica que artista eres! Que me gusta lo que escibes.

Linda Susan dijo...

Si pinchas en el enlace de The Loaf verás dónde está. Gracias.

fresaypimienta dijo...

Que envia me das!!!! me encantaría asistir a este taller!

Elena - delicious stories dijo...

Qué suerte haber tenido esta experiencia, te felicito!!!!

Publicar un comentario en la entrada